Claves de la vivienda bioclimática

Ya antes de poner el primer ladrillo, la arquitectura bioclimática tiene que tener construido un bastante difícil puzle. El reto es armar un rompecabezas procurando aproximarnos a esa autosuficiencia de impacto cero, en el que encajen un sinfín de piezas de un modo o bien otro, más logrando un todo armónico, desde exactamente la misma elección del terreno hasta la orientación, los materiales empleados o bien, por servirnos de un ejemplo, la obtención de energías limpias. El propósito de la construcción es conseguir un confort eco-afable, esa habitabilidad que produce bienestar, siempre y en todo momento minimizando la huella de carbono y todo género de impacto ambiental, a fin de que nada deba envidiar a modos de vida basados en el despilfarro energético. No en balde, en el momento de diseñar una casa la eficacia energética es un aspecto esencial, aunque la arquitectura bioclimática es más que eso. Las casas bioclimáticas son diseño inteligente para ganar en eficacia, inventiva, estar apartada en su justa medida y buscar el confort a lo largo de todo el año. Planteamos unas claves para el diseño de una residencia bioclimática a grandes rasgos, que van a deber cumplirse en la medida de lo posible: La orientación de la construcción: El propósito es aprovechar el sol al límite en invierno y reducir su impacto negativo en invierno, aunque las ventajas van a depender del género de tiempo. Para este fin, tanto la testera como el máximo posible de ventanas se orientarán al sur (sur-sudoeste y sur-sudeste), teniendo presente que la orientación oeste es la más desaconsejada.

Forma del edificio: Como su arquitectura, la casa bioclimática que son de obra nueva debe tener la manera que se adapte al ambiente natural y, en definitiva, que resulte recomendable para aumentar al máximo esa eficacia energética y autosuficiencia que hay que conseguir en las viviendas unifamiliares nuevas. Lo frecuente es que tengan una forma compacta y regular para preservar mejor la energía, puesto que la manera de una casa determina en buena medida el consumo de energía. Entre otros muchos elementos, la altura resulta determinante para lograr una mayor ventilación, y asimismo son esenciales la manera del tejado o bien el diseño para la captación solar. Los materiales utilizados: Aparte de escoger materiales ecológicos (de bajo impacto ambiental y no tóxicos) por su naturaleza, por estar reciclados o bien por tener una baja huella de carbono merced a su proximidad, eludiendo emisiones por transporte, la casa bioclimática asimismo es una residencia pasiva. Ello quiere decir que se aprovechan elementos edificantes como las ventanas, invernaderos, muros, cerramientos móviles o bien tejados para crear sistemas solares pasivos y, por lo general, con la intención de conseguir un ahorro energético y confort ambiental. Aislamiento de calidad: Empleo estratégico de la masa térmica para eludir los cambios bruscos de temperatura, que puede conseguirse con la colocación estratégica de lo smuros, y de exactamente la misma forma, asimismo lo complica el aislamiento térmico. Todavía de esta manera, la ventilación es esencial. Se aconseja el doble acristalado y los cerramientos móviles, que pueden ser desde cortinas hasta persianas o bien contraventanas. Energías limpias y renovables: La energía solar deja climatizar la casa directamente (sistemas pasivos) o bien mediante paneles o bien tejas solares, aunque acostumbra a buscarse la combinación ideal en función de cada caso, con lo que las opciones son muchas, como la energía eólica o bien la geotermal, pongamos por caso. Ventilación en la salud del edificio: No solo por cuestión de salubridad, sino más bien para prosperar la conservación de las temperaturas en invierno y en verano. Una ventilación estratégica combinando sus 3 tipos, la natural, convectiva y convectiva en desván, es clave para climatizar la residencia y, por su parte, para preservar las temperaturas agradables en casa, eludiendo o bien minimizando las pérdidas. Ventanas y luz: En las zonas calientes, se recomienda multiplicar el número de ventajas para lograr luz natural y ventilación, más al tiempo estas deben incluir protecciones. Van a ser más eficientes las exteriores que las interiores para eludir el paso del calor y, por norma general, la testera debe jugar con diferentes elementos, como balcones, tamaño de las ventanas, número, localización y también inclinación, por servirnos de un ejemplo, aparte de complementarlos con la proximidad de árboles de hoja permanente o bien caduca o bien con paredes y tejados verdes, conforme convenga. Jardín no sólo alrededor de casa: Así sean jardines verticales, cubiertas verdes o bien plantas ornamentales, huerto orgánico y/o árboles, su elección y diseño tiene que encajar con la concepción general de la residencia. Un buen diseño podría priorizar las especies en función de su adaptabilidad al ambiente (las plantas autóctonas acostumbran a ser más simples de cuidar y sería interesante plantar especies en extinción), de su necesidad de riego, durabilidad y creación de un pequeño ecosistema que atraiga biodiversidad. Asimismo es esencial la predisposición de los elementos y la proximidad de la testera, tanto para bien para mal.

Habitabilidad donde casas son para vivirlas:  una casa bioclimática precisa de una actitud comprometida con el medioambiente para poder serlo verdaderamente, el diseño tiene que asistir a ello. Conocer las costumbres y estilo de vida de sus futuros habitantes puede hacer gran diferencia en este sentido, aunque siempre y en toda circunstancia va a ser precisa una buena actitud. De otra forma, en gran medida, el trabajo arquitectónico va a haber sido en balde. El ahorro de agua:  debe ver con las necesidades y buenas prácticas, qué duda cabe, más al tiempo es esencial recurrir a sistemas de almacenaje de agua, como los barriles de agua que se instalan en el jardín, y que recogen el agua de las bajantes o bien los depósitos flexibles que guardan.

Otras entradas de interés
De nuevo, en el año 2013, se han vuelto a batir récords históricos: las playas de la Comunidad Valenciana, han conseguido 127 galardones de banderas azules, con lo cual ...
Ya antes de poner el primer ladrillo, la arquitectura bioclimática tiene que tener construido un bastante difícil puzle. El reto es armar un rompecabezas proc...
Gestionar consentimiento